OZONOTERAPIA

Uno de los más poderosos tratamientos naturales

¿Qué es la Ozonoterapia?

La ozonoterapia es uno de los más poderosos tratamientos que existen para curar y tratar múltiples patologías en diferentes especialidades médicas.

Es una técnica que utiliza una mezcla de oxígeno y ozono a diferentes concentraciones y que se constituye como uno de los tratamientos de la medicina biológica más eficaces y básicos para numerosas enfermedades.

Presenta excelentes resultados y es una terapia totalmente natural, sin efectos secundarios ni apenas contraindicaciones. Se utiliza también en muchos casos en que la medicina alopática o tradicional no consigue la curación o el alivio necesario. Otra gran ventaja es que es compatible con cualquier otro tratamiento o terapia y, en muchos casos, potencia sus efectos.

Sus beneficios y eficacia están estudiados y confirmados por múltiples investigaciones científicas y publicaciones médicas.

¿Cómo se administra el Ozono?

Dependiendo de la patología a tratar, se utilizan las siguientes vías de administración:

Vía hemática o endovenosa

  • Autohemoterapia mayor: Con total asepsia se extraen, en un sistema cerrado estéril, y se tratan con ozono médico, unos 50 – 200 ml. de la sangre del paciente, que se retransfunde inmediatamente, en forma de infusión gota a gota. Usualmente dura de 10 a 15 minutos.
  • Autohemoterapia menor: Se extraen 10 ml de la sangre del paciente, se mezclan con 10 ml. de ozono y se inyectan por vía intramuscular.
  • Intravenosa directa: Técnica segura cuando se realiza adecuadamente. Consiste en introducir una pequeña cantidad de ozono (menor de 20 ml.) directamente en el torrente sanguíneo. Se realiza muy lentamente con un aparato médico de infusión.

Inyección intradérmica.

Inyección intramuscular, Paravertebral.

Inyección intra-articular.

Inyección peri-articular: Alrededor de las articulaciones.

Vía rectal: Se insufla el ozono médico a través de una sonda fina que se introduce por el ano.

Vía vaginal: Se insufla el ozono médico a través de una sonda fina que se introduce en la vagina.

Otras modalidades de intervención menos frecuentes serían ozonoterapia en altas dosis, ozono intraperitoneal y nasoyeyunal.

La consulta con el facultativo es la que determina la elección de la vía más adecuada dependiendo del estado del paciente y de la dolencia.

¿Qué dolencias pueden tratarse?

Una de las características que más sorprenden de los tratamientos con ozono es su gran VERSATILIDAD y enorme potencial.

La ozonoterapia resulta útil en una gran variedad de patologías en diferentes especialidades médicas. Puede ser tanto tratamiento principal como complemetario para la resolución de una amplia lista de enfermedades.

*Podemos resaltar:

-En el área del DOLOR: Fibromialgia, hombro doloroso, dolor de espalda, inflamación de codo, distensiones y desgarros musculares, tendinitis y bursitis. Artritis y artrosis.

-Otras patologías médicas: arteriopatías periféricas, arteriopatías cerebrales y del corazón, coadyuvante en el tratamiento del cáncer, fatiga crónica, linfedema, degeneración macular asociada a la edad, diabetes y sus complicaciones (pie diabético), asma bronquial, heridas quirúrgicas y llagas infectadas, acné y candidiasis de repetición.

Son muchas las personas, sanas o con diferentes patologías, que afirman que gracias a las terapias de ozono médico han mejorado su calidad de vida o se han recuperado más rápidamente de su enfermedad o lesión, después de haber probado muchas otras alternativas.

Se trata, además, de un tratamiento antienvejecimiento y de prevención, basado en su poder para estimular los sistemas antioxidantes de nuestro cuerpo, con los beneficios derivados de este proceso a corto y medio plazo: aumenta las defensas del organismo, da sensación de bienestar, mejora la calidad del sueño y mejora la prestación física en general.

¿Cuáles son son sus efectos generales?

La mayoría de las personas que reciben tratamiento con ozono notan un incremento en su nivel de energía. Se mejora, además, su estado de ánimo al potenciar la función cerebral y la memoria. Duermen mejor y se despiertan más descansados.

Por otro lado, cabe destacar su efecto estimulante en la circulación debido a la dilatación de los vasos sanguíneos; incluso en los muy pequeños, llamados capilares, mejorando consecuentemente la nutrición de todos los tejidos y órganos.

También aumenta la oxigenación de la sangre y ayuda a fabricar eritrocitos de mejor calidad que pueden llevar más oxígeno y se deforman mejor para llegar a todas las células. No sólo oxigena las células sino que actúa positivamente sobre las mitocondrias – que son las fábricas de energía-, incrementando su producción y desencadenando una revitalización celular.

Como todos estos efectos se producen en todos los órganos del cuerpo, nos encontramos con una regeneración general de forma que la piel puede recuperar un aspecto más joven. El cabello y las uñas crecen más fuertes y rápido y el corazón dispone de más energía para funcionar adecuadamente.

Asimismo las articulaciones disponen de más oxígeno y se lubrican mejor, los músculos toman más azúcar de la sangre lo que ayuda a los diabéticos con un incremento de la energía física y aumento de las defensas del organismo para defenderse ante potenciales infecciones o tumores.

También se consigue una limpieza del organismo de tóxicos porque oxida las toxinas para que el cuerpo las pueda excretar. Elimina radicales libres como función antienvejecimiento.

AUMENTO DE LA ENERGÍA

DISMINUYE LOS NIVELES DE COLESTEROL (HASTA UN 10%)

DISMINUYE LOS NIVELES DE ÁCIDO ÚRICO

MEJORÍA DEL ESTADO DE ÁNIMO

MEJORA LA CIRCULACIÓN SANGUÍNEA

DISMINUYE NIVELES DE LDL (HASTA UN 20%)

DISMINUYE EL DOLOR Y LA INFLAMACIÓN

RETRASA EL ENVEJECIMIENTO CELULAR

MEJORA EL TIEMPO Y CALIDAD DEL SUEÑO

AUMENTO DE LA CONCENTRACIÓN

EL CABELLO RECUPERA BRILLO Y FUERZA

MÁS ELASTICIDAD DE MÚSCULOS Y ARTICULACIONES

“Cuida de tu cuerpo, es el único lugar que tienes para vivir” Jim Rohn

EL OZONO Y EL DOLOR DE COLUMNA

La Ozonoterapia es una terapia natural de amplia aceptación, porque complementa su acción antiinflamatoria y analgésica con su propiedad oxigenante, que es ideal para el tratamiento de las dolencias en las que está comprometida la musculatura paravertebral del cuello y la espalda.

Tres de cada cuatro personas padecen o tendrán en su vida dolores de columna o articulares, que pueden ser muy intensos y dificultar o invalidar su vida normal.

La Ozonoterapia ha revolucionado el tratamiento de la hernia discal, proporcionando una solución sin riesgos ni efectos secundarios. Consiste en introducir una pequeña cantidad de un gas, mezcla de oxígeno y ozono, en la musculatura paravertebral, que son los músculos que se sitúan a ambos lados de la columna, mediante la inyección con una aguja muy fina, por lo que esta técnica es totalmente segura.

El ozono tiene un efecto antiinflamatorio muy potente que, al actuar en la zona enferma, va disminuyendo la inflamación y calmando el dolor. Además, también tiene efecto analgésico directo, mejora la circulación y la oxigenación.

En patología lumbar la lista de aplicaciones es extensa. Los resultados positivos, junto con la seguridad de la técnica y las altas tasas de fracaso posquirúrgico, hacen que cada vez más profesionales elijan en primer lugar los tratamientos conservadores con ozonoterapia, sea paravertebral o intradiscal.

Generalmente, el tratamiento de las hernias cervicales es más conservador que el de las lumbares, y su mayor complejidad hace que muchos menos pacientes sean derivados a cirugía. En este contexto el interés de las infiltraciones intradiscales o paravertebrales de oxígeno/ozonoterapia tiene una relevancia especial, y los efectos analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares de la ozonoterapia en la patología cervical ya han sido ampliamente documentados.

El ozono se ha convertido en uno de los mejores tratamientos para curar lumbalgias, hernias discales y ciáticas.

ENTREVISTA AL DR. JUAN C. PÉREZ OLMEDO

LA OZONOTERAPIA Y EL DOLOR DE HOMBRO

El dolor de hombro es un problema serio porque produce gran incapacidad para las actividades diarias y para el trabajo a quien lo padece. La continuidad  del dolor durante todo el día, y también de noche, causa  gran malestar que se trata de aliviar con la toma frecuente de medicamentos. Sin embargo, sabemos que los antiinflamatorios, con el tiempo, pueden ocasionar serios efectos secundarios.

Las causas más frecuentes son las tendinitis, pero también la artritis y artrosis del hombro, el síndrome del hombro congelado, la bursitis, etc.

El tratamiento con ozono, que consiste en ozonizar la sangre (autohemoterapia) y en inyectar el ozono directamente en el hombro, es muy eficaz en las enfermedades que se deben a inflamación de los tejidos. Las propiedades del ozono como analgésico y antiinflamatorio están ampliamente probadas y se consigue alivio del dolor y regeneración de los tejidos dañados. Hay que tener en cuenta que el ozono aumenta la oxigenación y el flujo sanguíneo en la zona dañada permitiendo al organismo reparar las lesiones con más rapidez.

Como beneficio extra también se consiguen efectos en el resto del cuerpo como: aumento del nivel de energía y mejoría del estado de ánimo,  mayor lucidez cerebral, optimización de la circulación y del corazón (porque el intercambio de oxígeno es mayor), piel más joven, eliminación de toxinas, etc.  Por todo esto se le llama “el gas de la vida”.

EL OZONO EN EL CANCER

Los tratamientos del cáncer que se utilizan hoy en día son habitualmente la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia. Todos ellos producen un ataque al organismo que puede ser mejor o peor tolerado según el tipo de tratamiento, el estado del paciente y la severidad de la enfermedad. El ozono es un método complementario muy útil en el tratamiento del cáncer de cualquier naturaleza y localización.

Prepara al organismo antes de recibir quimioterapia, radioterapia o una intervención quirúrgica, y al estimular sus sistemas defensivos antioxidantes e inmunológicos minimizando los efectos secundarios y potenciando su efecto terapéutico, hace que los posibles efectos adversos de los tratamientos sean más leves.

El ozono es un estímulo para que el cuerpo produzca más cantidad de enzimas y sustancias encargadas de eliminar los radicales libres, que son una de las causas de los efectos secundarios de estos tratamientos. También tiene un efecto directo sobre la inmunidad aumentando los linfocitos y los macrófagos y las NK y sustancias como las inmunoglobulinas, interleucinas, citoquinas…, que son necesarios para combatir el cáncer.

El ozono aumenta la producción de células sanguíneas en la médula con lo que contribuye a que se tolere mejor el tratamiento. Además, tiene un efecto inhibidor metabólico sobre el crecimiento de los tumores.

Por otro lado, potencia el efecto de la radioterapia porque ésta se basa en la producción de radicales libres. El ozono al aumentar la oxigenación de la zona tratada permite que se generen en mayor cantidad, por tanto mayor efecto sobre las células tumorales y protege a la célula sana porque estimula sus sistemas antioxidantes.

Por su efecto estimulante del sistema inmune también es un excelente coadyuvante en enfermos que sigan terapias no convencionales.

Ozonoterapia y cáncer:

LA OZONOTERAPIA Y EL SISTEMA DIGESTIVO

La ozonoterapia juega un importante papel en el tratamiento de las enfermedades del hígado: hígado graso, hepatitis aguda y crónica y cirrosis hepática, al conseguir mejorar la función y regeneración del hígado.

En las enfermedades intestinales crónicas, como la Enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, se consigue una mejoría de los síntomas y de las lesiones, evitando los efectos secundarios.

También se obtienen mejorías significativas en casos de estreñimiento y colon irritable. Es muy eficaz en casos de parásitos intestinales.

Enfermedades como las fisuras y fístulas perianales, tan difíciles de curar, encuentran una solución eficaz en la ozonoterapia. También las hemorroides se ven mejoradas con este tratamiento.

LA OZONOTERAPIA Y LA FIBROMIALGIA

El Síndrome de Fibromialgia es una enfermedad muy compleja y resulta invalidante para quien la padece. El hecho de que aún no existan tratamientos eficaces hace que los pacientes con este síndrome vivan una situación muy difícil.

Esta dolencia pertenece a las denominadas como “invisibles” ya que el dolor, la fatiga, los problemas de memoria y molestias gastrointestinales, entre otros tantos síntomas, no tienen manifestaciones externas, lo que desafortunadamente provoca que estos enfermos pierdan credibilidad con la frustración que eso conlleva.

No se sabe con certeza cual es el origen de esta afección pero lo que sí es evidente es que las personas afectadas tienen una hipersensibilidad al dolor en los tejidos sin que éstos muestren daños visibles.

El hecho de que el dolor siempre esté presente incide de una manera significativa en su calidad de vida.

De acuerdo con los componentes patológicos de la enfermedad de la Fibromialgia, el tratamiento con ozono puede ser esperanzador, tanto por sus efectos metabólicos y antiinflamatorios como analgésicos.

Podemos resumir los efectos deozono médico en este síndrome como:

  • Analgésico

  • Antiinflamatorio

  • Regulador de la respuesta inmune

  • Modulador de la actividad anti oxidante

  • Acción Germicida

  • Mejora la circulación sanguínea.

  • Incremento de 
la liberación del oxígeno por parte de la hemoglobina. Mejora la oxigenación de los tejidos

  • Aumento de energía

Los testimonios de las pacientes a las que tratamos actualmente, así como estudios como el que os mostramos a continuación, nos motivan a seguir recomendando nuestro tratamiento estrella a los pacientes afectados por esta compleja enfermedad.

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

EL OZONO EN ENFERMEDADES DE TENDONES Y ARTICULACIONES

Las artritis y las artrosis -inflamación y/o degeneración de las articulaciones- constituyen un serio problema de salud que causa gran cantidad de sufrimiento y dolor al que lo padece. Por su efecto antiinflamatorio y calmante, el oxígeno-ozono es uno de los mejores tratamientos que la medicina ofrece en el campo traumatológico. Con un tratamiento general mediante la ozonización de la sangre acompañado de tratamiento local se pueden conseguir importantes mejorías.

Localmente se inyecta el gas en el interior de la articulación (cuando son articulaciones grandes como la rodilla, el hombro, la cadera) y en los tejidos alrededor de ellas. De esta manera tienen sus efectos localmente con mejoría de la oxigenación y la circulación de los tejidos,y mejora del metabolismo celular, disminuyendo la inflamación y el dolor y posibilitando la regeneración de los tejidos, en algunos casos de manera espectacular.

Este tratamiento también se aplica a los casos de tendinitis (epicondilitis) como el codo de tenista, dolor de hombro por inflamación del manguito de los rotadores, la fascitis plantar o lesiones inflamatorias del tendón de Aquiles. También en casos de bursitis o trocanteritis. En muchos casos solucionaremos el problema sin riesgos ni efectos secundarios y podremos evitar una cirugía o tratamientos con fármacos.

Otras aplicaciones posibles son las diversas tendinopatías y síndromes de atrapamiento, el tratamiento de epicondilitis, las espondilolistesis y espondilólisis, la espondilodiscitis con infección del espacio discal, la espondiloartrosis, la patología dolorosa del pie de atleta, la tenosinovitis de De Quervain, la metatarsalgia por fibrosis posquirúrgica tras resección de un neuroma de Morton o la patología de la articulación temporomandibular.

ARTROSIS DE RODILLA

EL OZONO EN LAS ÚLCERAS Y HERIDAS

Las úlceras y heridas, que se producen fundamentalmente en las piernas y los pies, son un grave problema para el que las sufre. Son dolorosas, incapacitantes y difíciles de curar y, en algunos casos, pueden llevar a la amputación. Las más frecuentes son las que se producen por varices y las de origen isquémico por falta de circulación en una zona como es en las enfermedades arterioscleróticas y diabetes.

El tratamiento con ozono proporciona una solución eficaz y rápida para este grave problema.

Varias son las propiedades fundamentales que intervienen en su curación: a dosis altas tiene capacidad germicida ya que limpia la herida de bacterias, virus y hongos que puedan estar presentes por lo que esteriliza la zona, a dosis más bajas tiene capacidad de estimular la regeneración de los tejidos y aumentar la circulación y oxigenación. Por todo ello la ozonoterapia resulta una solución muy eficaz.

La ozonoterapia con sus efectos vasodilatadores y de mejora de la circulación y oxigenación mejora mucho la condición de los enfermos con problemas circulatorios, como la claudicación intermitente.

APOSTAMOS POR LA SALUD Y EL BIENESTAR

CLINICA Y/OZONO DONA UN TRATAMIENTO DE OZONOTERAPIA
Te invitamos a participar en un sorteo dirigido exclusivamente a Asociaciones y Fundaciones sin ánimo de lucro establecidas en la provincia de Galicia.
Participa rellenando el formulario con el nombre de la asociación y contacto. Suerte!
 

UNIDOS A LAS ASOCIACIONES DE GALICIA

Estamos comprometidos con el bienestar de las personas, por eso este 2018 hemos lanzado este proyecto de cooperación.
A través de esta campaña queremos ofrecer un 20% de descuento, en todos nuestros tratamientos de Ozonoterapia, a aquellas asociaciones y fundaciones sin ánimo de lucro de Galicia implicadas en esta misión.